Blog

Noticias

Hepatitis canina: Síntomas y tratamientos

¿Sabías que los perros también pueden padecer hepatitis?

Ésta es una de las enfermedades que se manifiestan tanto en humanos como en perros y que puede ser causada por varios motivos. De hecho, la hepatitis se refiere a una inflamación del hígado, aunque existen varios tipos según cómo haya sido provocada la enfermedad.

BLOG_HEPATITIS_IMG-01-02

Tipos de hepatitis en perros

  • Hepatitis infecciosa canina: los cachorros son los más vulnerables a esta dolencia, ya que su sistema inmunológico se encuentra en desarrollo. Como su nombre indica, este tipo de hepatitis es provocado por la infección de un virus llamado Adenovirus Canino, el cual ataca al hígado, al bazo y a otros órganos vitales. Los canes pueden entrar en contacto con este virus a través de objetos, agua contaminada o la orina, heces o saliva de otro perro infectado. Los casos crónicos de esta modalidad de hepatitis pueden provocar la muerte del perrito en tan sólo unas horas.

  • Hepatitis común: habitualmente es la consecuencia de una larga exposición a medicamentos o sustancias tóxicas que dañan perjudicialmente al hígado. ¿Su mayor riesgo? Que los síntomas aparecen cuando la enfermedad está ya avanzada.

  • Hepatitis autoinmune: se produce debido a una reacción del propio organismo del perro. Su sistema inmunitario ataca a las células sanas del hígado al confundirlas con invasores dañinos.


Síntomas de la hepatitis canina

Pese a existir tres tipos diferentes de hepatitis en canes, los síntomas en todas ellas son los mismos, destacando los siguientes:

  • Fiebre
  • Dolor abdominal
  • Pérdida de apetito
  • Ictericia (coloración amarillenta de ojos y mucosas)
  • Convulsiones por fallo hepático
  • Vómitos
  • Aumento de secreción nasal
  • Edema alrededor del ojo
  • Sangre en la boca y en las mucosas

Sin embargo, nuestras mascotas no siempre muestran todos estos síntomas cuando padecen hepatitis, por lo que, ante el más mínimo síntoma debemos acudir inmediatamente al veterinario.

BLOG_HEPATITIS_IMG-01-05

Tratamiento y prevención

No existe un único tratamiento para curar la hepatitis en los perros, ya que, al igual que cada tipo de esta enfermedad depende del factor que la originó, el tratamiento también variará según lo que haya causado la patología.

BLOG_HEPATITIS_IMG-01-04

Así, en la hepatitis común y en la autoinmune el tratamiento será sintomático, aunque en esta última el veterinario podría recetar algún medicamento a fin de reforzar las defensas y evitar un daño hepático mayor. En cuanto a la hepatitis infecciosa o vírica, cabe destacar que ésta no tiene cura, pero pueden tratarse los síntomas provocados por la infección con antibióticos y una dieta hipoproteica.

La vacunación, una alimentación equilibrada, realizar ejercicio regular y las visitas al veterinario, son los mejores aliados para prevenir esta dolorosa enfermedad en nuestros peludos.



BLOG_HEPATITIS_IMG-01-03