Blog

Noticias

¿Por qué aparece la ictericia en perros y gatos?

Seguramente muchas veces has tarareado y bailado la canción de Juan Luis Guerra sobre la bilirrubina, pero, ¿sabías que el exceso de esta sustancia en sangre puede desvelar la presencia de algunas de las enfermedades más peligrosas para tu mascota?

 

La ictericia o la bilirrubina alta no es una enfermedad en sí, más bien se trata de un síntoma que aparece en una amplia variedad de enfermedades, entre las que se encuentra el cáncer, problemas de hígado o patologías relacionadas con la sangre. Por ello, si tu perro o gato presenta una coloración amarillenta en su piel o en sus mucosas (ojos, encías,....), ¡no dudes en acudir al veterinario para comenzar con el tratamiento!

Recurso 1@72x-100

¿Qué hace que tu mascota muestre ese tono amarillo?

 

Hablemos de términos más técnicos para comprender mejor qué provoca esa coloración amarillenta. La bilirrubina es uno de los componentes que forman los glóbulos rojos. Éstos son los encargados de transportar el oxígeno por la sangre, pero sólo durante unos 120 días, la media de vida que tienen los glóbulos.

 

La bilirrubina se produce cuando, pasado ese tiempo y al salir del torrente sanguíneo, los glóbulos rojos se eliminan dejando libres sus componentes. Así es cómo la bilirrubina llega al hígado y de ahí a los intestinos, con la bilis. En esa fase, su función es facilitar la digestión de la comida en el intestino, donde se vierte desde la vesícula biliar. Finalmente, se expulsa en las heces.

 

Su color, amarillo, es el factor que hace que la bilis tenga su característico color verdoso, o que, cuando hay un exceso de bilirrubina en la sangre, aparezca esa coloración amarillanta o anaranjada en la piel y en las mucosas.

¿Qué causa la ictericia?

 

Como sucede en las  personas, los perros y los gatos necesitan la bilirrubina para vivir.

El problema se produce cuando hay un aumento en la bilirrubina, ya que la concentración normal de bilirrubina en la sangre debe ser inferior a los 0,4 mg /dl.

 

Existen tres tipos de ictericia según el factor que provoca ese aumento de bilirrubina en la sangre.

  • Prehepática o hemolítica

Muy relacionada con problemas de anemia, por lo que en estos el incremento del pigmento es producido por una alteración “anterior” al hígado, es decir, antes de que la sangre llegue al órgano

 

  • Hepática

Una inflamación o una enfermedad hepática grave puede provocar la ictericia. Es el caso más habitual y suele estar relacionado, por ejemplo, con la hepatitis, intoxicaciones o la cirrosis.

  • Posthepática

La bilis del hígado se expulsa por el conducto biliar. Si éste se encuentra bloqueado, la bilirrubina se acumula de nuevo en el torrente sanguíneo provocando un aumento de esta sustancia en la sangre. Como causas de este tipo de ictericia, podemos hablar de cálculos biliares, pancreatitis o tumores que puedan comprimir la zona.

Recurso 2@72x-100_v2

¿Cómo tratar la ictericia?

 

Como ya hemos indicado al principio, al observar el mínimo síntoma, lo mejor es acudir al veterinario para detectar la causa. Ésta será la que marque el tratamiento a seguir, por lo que toma especial relevancia realizar un buen protocolo diagnóstico.

En la mayoría de los casos, se necesitan varias pruebas. Además de algunas rutinarias como analíticas de orina y sanguíneas completas, también se pueden necesitar otras pruebas más avanzadas como una ecografía abdominal, punciones, biopsias, o, incluso, TAC.