Blog

Noticias

¿Aprovechando el fin de temporada de nieve? Cuida de tu mascota ante las bajas temperaturas

Con la prolongación de la temporada de nieve en las estaciones de esquí este año y la ausencia de aglomeraciones, son muchos los que hacéis planes para disfrutar de la nieve con vuestras mascotas. Al igual que a muchos de nosotros, hay perros a los que les encanta jugar con la nieve, pero eso requiere tener en cuenta unos cuidados extra para proteger a nuestros perretes.

¿Cómo proteger a tu perro cuando vais a la nieve?

Lo primero que debes de tener en cuenta es que, aunque los perros aguantan mejor el frío que nosotros, las bajas temperaturas también les afectan.

Todos los perros pueden ir a la nieve, aunque es cierto que los hay más sensibles a las bajas temperaturas, como los cachorros y los adorables vejetes, así como los de menor tamaño y las razas que tienen poco pelo. No obstante, y sea de la raza que sea tu mascota, si tienes planes para disfrutar con él de la nieve, lo mejor es que tomes nota de estos consejos:

1. Mantenlo siempre abrigado y seco

Mantener a tu perro abrigado y seco es la mejor manera de garantizar su cuidado y seguridad frente a las gélidas temperaturas. Es una buena idea llevar una toalla para secar a su perro y, al llegar a casa, es muy importante eliminar cualquier rastro de nieve, secarlo y facilitarle un ambiente cálido y agradable.

2. Protege sus patas

El hielo o la nieve pueden causar estragos en las delicadas patas de tu perro. Tanto esté o no acostumbrado a caminar sobre la nieve, es recomendable proteger las almohadillas del frío evitando quemaduras y otras lesiones importantes. Para ello, se puede aplicar vaselina. El efecto que creará es una capa protectora de sus almohadillas frente a la nieve. Pero es mejor ponerle unas botas para evitar el contacto directo.

3. Evita que coma nieve

Muchos perros se emocionan cuando juegan en la nieve, pero no dejes que se acerquen demasiado a fuentes de agua demasiado fría ni que coman nieve, ya que una cantidad excesiva puede causarles un malestar estomacal. Esto se deriva en náuseas y vómitos. Además, puede dañar sus cuerdas vocales.

Para mantenerle hidratado, acuérdate de viajar siempre con una botella de agua.

4. Extrema la vigilancia

En detalle muy importante a tener en cuenta es que el olfato de los perros pierde eficacia con el suelo cubierto de nieve. Esto limita su capacidad de localización y, por lo tanto, hace más fácil que se puedan perder. Ten a tu perro controlado visualmente, asegúrate de que lleva su collar con identificación y si no siempre acude a tu llamada, es mejor que no lo pierdas de vista.

5. Cuidado con el sol

Aunque parezcan inofensivos, los rayos del sol son mucho más fuertes de lo habitual al reflejarse en la nieve. Para evitar las quemaduras solares también en nuestras mascotas, lo mejor que podemos hacer es no permitir que nuestro perro esté mucho tiempo sin protección. La nariz, por ejemplo, es una zona muy delicada y puede sufrir daños irreparables.

cvM_ cintillo nieve perros ok-04

Disfrutar de la nieve con tu mascota es una experiencia saludable y divertida, siempre y cuando se tomen todas las precauciones. Sin embargo, y en casos extremos en los que las temperaturas son demasiado bajas o como resultado de tener el pelaje mojado durante muchas horas, puede haber riesgo de sufrir hipotermia.

Tanto en humanos como en animales, la hipotermia se produce cuando el calor corporal desciende a niveles extremadamente bajos.

Los síntomas son:

  • Escalofríos (aunque dejarán de producirse repentinamente cuando su temperatura alcance niveles peligrosamente bajos)
  • Encías pálidas
  • Baja energía
  • Pérdida de coordinación.

La hipotermia es una emergencia, así que, si detectas alguno de estos síntomas, ponte en contacto con tu veterinario inmediatamente.