Blog

Noticias

CONSEJO DEL MES

vieux chiens

LA EDAD Y LOS DOLORES ARTICULARES

¿Por qué le echamos la culpa a la EDAD cuando deberíamos echársela al DOLOR?

¿Cuántas veces has pensado y comentado que tu perro ya no se mueve como antes, o que ya no quiere correr detrás de la pelota, o subirse al sofá cuando le llamas - a pesar de que lo intenta una y otra vez para complacerte-?, seguro que muchas veces, tantas como las veces que piensas que es normal porque se está haciendo mayor. Y esto es solo verdad en parte, pues es muy probable que debido a la edad, tu perro esté desarrollando problemas articulares (osteoartrosis), y debido a ello padezca dolores que son la verdadera causa de su pérdida de movilidad.

La degeneración articular es evidente con el paso de los años y cuando aparece nosotros tenemos la gran ventaja de poder mitigar sus efectos tomando fármacos específicos. Ellos, sin embargo, mitigan el dolor de la única manera que saben: evitando aquellos movimientos que lo causan y, en muchos casos, rehusando también las caricias que antes tanto le gustaban, pues al tocarles (especialmente en la zona de la columna) sienten dolor. De ahí que incluso nuestro perro se muestre arisco y gruñón.

Si tu perro ya no es el mismo es muy probable que la causa sea el DOLOR ARTICULAR, y con un chequeo básico y un tratamiento adecuado te sorprenderás de lo mucho que habrás hecho por el: mejorarás notablemente su CALIDAD DE VIDA y ambos disfrutaréis más y mejor el uno del otro.

RECUERDA: No son los AÑOS, es el DOLOR, y éste SI TIENE TRATAMIENTO