Blog

Noticias

CONSEJO DEL MES (JULIO)

Thirsty dog

EL GOLPE DE CALOR

El golpe de calor es el nombre común de la Hipertermia, una subida de la temperatura corporal que el propio mecanismo termorregulador del animal es incapaz de controlar.
Las consecuencias del golpe de calor pueden ser leves o muy graves, llegando incluso a ser irreversibles; y en el peor de los casos provocar la muerte del animal. Todo depende de varios factores:

-La temperatura
-El tiempo de exposición
-La edad y la salud del animal
-La configuración anatómica

LA TEMPERATURA

La temperatura corporal de los perros es de 39º. En la medida en que esta va subiendo se van produciendo también una serie de respuestas fisiológicas en el organismo del animal con el fin de contrarrestar la amenaza. Finalmente, y si esos procesos internos son incapaces de controlar la situación, se produce un colapso y en pocos minutos comienza una serie de daños en cadena con un resultado que puede ser mortal en la mayoría de los casos.
Los primeros síntomas aparecen cuando la temperatura del perro alcanza los 42º.

LA EDAD Y LA SALUD DE TU PERRO

Si tu perro es muy joven o muy mayor. Si padece algún tipo de patología de tipo cardíaco, o insuficiencia respiratoria, o tiene sobrepeso, el riesgo es mayor y debes tener especial precaución ante la posibilidad de un golpe de calor.

LA CONFIGURACIÓN ANATÓMICA

Si tu perro es braquicéfalo (tiene el morro muy chato: carlino, bulldogs, boxer, etc.), también debes tener mucho más cuidado. Y si además tiene la capa de color negro es un factor a añadir pues los colores oscuros absorben más calor.

PRIMEROS SÍNTOMAS

Apatía y astenia. Tu perro está decaído y sin fuerzas. No quiere moverse Temblores musculares Respira muy agitadamente. Le cuesta respirar Mucosas (encías) de un rojo muy oscuro.

Las consecuencias del golpe de calor no son siempre visibles a primera vista ya que afecta a órganos internos, provocando fallos en los riñones y en el hígado, hemorragia gastrointestinal, edema cerebral, etc.
Muchos de los perros hospitalizados con síntomas graves pueden fallecer en 24 horas después como consecuencia de una parada cardiorrespiratoria.

¿QUÉ DEBEMOS HACER?

Lo más importante es llevarle inmediatamente a un centro veterinario.
Durante su transporte debemos preocuparnos por bajar su temperatura de manera gradual, de lo contrario le provocaríamos una hipotermia (descenso brusco de la temperatura) con consecuencias desastrosas.
Humedecer fundamentalmente la zona del cuello y la cabeza pero SIN TAPARLE NI ENVOLVERLE en toallas. Emplear toallas o paños para mojarle con agua fría (no helada).
Humedecerle la boca sin forzarle a beber, y no debemos dejarle que beba en exceso.
Si no podemos acudir a un centro veterinario debemos considerar la posibilidad de bañarlo sumergiéndole en agua a una temperatura de entre 20º y 25º. Si no tenemos baño podemos aplicar un chorro de agua (manguera, ducha, grifo de fuente, etc.) sobre el animal.
Una vez que el animal respira con normalidad, llévalo al veterinario y explícale todos los síntomas que ha tenido tu perro y lo que has hecho para reducir su temperatura. Esto es muy importante para que el veterinario pueda valorar la incidencia que el golpe de calor ha tenido sobre el animal y establecer un tratamiento. El hecho de que veas a tu perro recuperado no significa que no se hayan producido daños cerebrales o en otros órganos.

CÓMO EVITARLO

Ten siempre disponible agua fresca y ante la posibilidad de no disponer de ella con absoluta seguridad, lleva contigo un recipiente con agua para tu perro.

Evita pasear con él en momentos del día con mucho calor. Es mejor a primera y a última hora del día.

Si tienes que dejarlo en el exterior, asegúrate de que tiene siempre agua disponible y una buena sombra para protegerse.

Evita que haga ejercicio durante esas horas.

EL COCHE

NO LE DEJES NUNCA EN EL INTERIOR DE UN COCHE, ni siquiera con las ventanillas ligeramente bajadas. Es insuficiente.

Si vas de viaje con tu perro y el coche no tiene aire acondicionado, lleva hielo, agua y algunas toallas. Si al parar observas que tu perro va muy acalorado moja bien la toalla con agua y tiéndela sobre la base del maletero para que se tumbe sobre ella o, al menos, ponga las almohadillas. Ten en cuenta que esta zona (las almohadillas) es la única parte de su cuerpo por la que transpira.
También puedes mojarle directamente la zona de la nariz.

Durante las paradas sácale del vehículo y busca una sombra. Aprovecha para darle agua siempre que puedas.

 

COMO SUBE LA TEMPERATURA EN EL INTERIOR DE UN VEHÍCULO

El interior de un vehículo recién aparcado, y a pesar de que en su interior hubiéramos mantenido puesto el aire acondicionado, alcanza en muy pocos segundos exactamente la misma temperatura que la que hay en el exterior. Si ésta es de 30º, el interior de nuestro vehículo que acabamos de aparcar tiene esos mismos 30º.
Al cabo de 10 minutos la temperatura interior ha ascendido a 39º. Casi un grado por minuto.
Cuatro minutos más tarde la temperatura ha ascendido a los 43º. La temperatura ya provoca un Golpe de Calor.
La temperatura 30 minutos después de haber aparcado nuestro vehículo, es de 49º.

El ratio de incremento de temperatura en un día de calor y humedad elevados es de 0,7º por minuto.
Tened este dato siempre presente: 1 minuto = +/-1 grado

 

 

Y recuerda tener siempre a mano el teléfono de tu veterinario. El te indicará en todo momento lo que tienes que hacer