Blog

Noticias

Consejo Abril 2014

Imagen

"Creo que mi perro se ha comido......."

La frase se podría continuar con...."un calcetín", "la pinza de la ropa" o "los huesos de la parrilla que hicimos el domingo".

Bueno, lo positivo -si es que hay algo positivo- es que sabemos qué es lo que se ha comido nuestro perro y a lo mejor podemos hacer algo para ayudarle a "digerir" eso que ha engullido.
Aunque lo más correcto es acudir con el animal a nuestro veterinario cuanto antes para evitar males mayores, os vamos a dar unos sencillos consejos sobre qué hacer si no podemos llevarlo inmediatamente y siempre y cuando sospechemos que nuestro perro se ha comido el osito preferido de Guille.
Pueden darse dos casos:

"Sé lo que se ha comido mi perro..."

Ante todo y sea cual sea el objeto que se ha comido nuestro perro, hay que valorar que éste no presente síntomas que hagan necesaria la visita urgente y sin demora a un veterinario. Estos síntomas son los siguientes:

-Vómitos repetidos
-Diarrea
-No defeca durante las 24 h posteriores a haber ingerido el objeto
-Inapetencia durante las 24 h posteriores a haber ingerido el objeto
-Decaimiento

Si tu perro presenta uno o varios de estos síntomas llévalo inmediatamente a un centro veterinario. Si no presenta ninguno de estos síntomas y tu perro es el de siempre (está activo y tiene apetito) puedes seguir leyendo, pero antes has de hacer un par de cosas importantes.

1º Mantén a tu perro en ayunas durante al menos 24 horas 2º Pon a disposición de tu perro abundante agua con suero para beber (de venta en farmacias), esto le mantendrá hidratado y le ayudará a restablecer los electrolitos ante un posible problema intestinal.

"No sé lo que se ha comido mi perro...."

Si no estamos seguros de que nuestro perro ha ingerido un cuerpo extraño, lo importante es obtener información precisa acerca de ese objeto. Para detectarlo realizamos una Radiografía pero hay objetos "radiodensos" que se ven perfectamente bien en la radiografía y hay objetos "radioblandos" que no se ven, y por tanto el hecho de que no se vea nada en el análisis radiológico no significa que el objeto no esté ahí. En estos casos hay que realizar otras pruebas complementarias como una Ecografía, o una prueba de contraste o incluso una endoscopia.

Cosas que NO hay que hacer

No debes provocar el vómito.
No utilices antiheméticos (Primperan) No utilices aceites parafinados u otros lubricantes No utilices laxantes.

Todas estas medidas, sin conocer la naturaleza y la ubicación en el tracto digestivo del cuerpo extraño, pueden agravar considerablemente la situación. Solo se emplearán si lo prescribe un veterinario.

Y LO MÁS IMPORTANTE: ante la más mínima duda, ponte en contacto con nosotros.